miércoles, 9 de septiembre de 2015

LOS DOLORES DE UNA MADRE





El día quince celebramos en nuestra Iglesia la fiesta de Nuestra Señora, la Virgen de los Dolores y su Soledad. Cualquier madre en este mundo es acariciada por infinitud de dolores causados por su maternidad. No hablo de los dolores del parto, dicen que son tremendos, pero para una madre muchos e insignificantes momentos son momentos de dolor, no ya si tiene que pasar por un torrente de penurias para poder sacar adelante a sus hijos.

Está comprobado, es una experiencia de vida que del amor al dolor hay una línea tan estrecha que se pasa casi sin darse cuenta. Un corazón que no ama es incapaz de sentir sensación de dolor, principalmente por el mal ajeno, el amor de la madre quizás sea en pequeñito comparable con el amor de Dios que es infinitamente más grande.

La Hermandad del Señor de la Humildad, Soledad de Nuestra Señora y Dulce Nombre de Jesús se reunirán en Santo Domingo este día 15, a partir de las cinco de la tarde, para mitigar el dolor de una Madre, para decir con su presencia que nuestra compañía quiere hacerse oración, súplica, cercanía a aquella que en su maternal soledad sufre la ausencia del Hijo, arrebatado de su lado por el pecado del HOMBRE, no por otra cosa, no busquemos otras razones, no culpemos aún en el siglo XXI a judíos o romanos, no seamos tan simples, analicemos nuestra propia conciencia y veremos la de veces que apartamos al Señor de nosotros con nuestra actitud, con nuestras envidias,  con nuestros rencores, con nuestro corazón de piedra cuando no somos capaces de amar y de perdonar… muchas veces nos afanamos en buscar el mal que tiene nuestro prójimo y no hacemos un esfuerzo para ver el que tenemos nosotros, lo más triste es que estemos con el pecado a cuestas cuando Cristo se brinda con tanto amor y misericordia a liberarnos de esa pesada carga y no hagamos caso.

A las 8, por la tarde, celebraremos la Misa en honor de la Soledad de Nuestra Señora en el templo de Santo Domingo de Granada. La Hermandad también tiene que reunirse en torno a sus Sagrados Titulares para dar y para pedir, la vida es así un constante dar, vaciarse para poder llenarse, pero Él nos ofrece no llenarnos de cualquier cosa, llenémonos de Él que viene a nosotros a través de su Palabra enriquecedora y de su Cuerpo y su Sangre para ser nuestro alimento.

Os animo a todos los Hermanos de esta Cofradía a participar de este acto en honor de nuestra Madre para que siendo su compañía mitiguemos su triste SOLEDAD con nuestra humilde presencia, manifestando así que queremos estar con Ella, queremos ser su compañía sabedores que con ella de su mano vamos por buen camino al encuentro de su Hijo nuestro Señor de la Humildad.

Granada, 9 de Septiembre de 2015.

Francisco E. García Ortega, O.P.
Consiliario y Comisario-Presidente  de la Junta Gestora de la Hermandad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada