domingo, 27 de diciembre de 2015

LA SAGRADA FAMILIA: JOSÉ, MARÍA Y JESÚS.







Con gran gozo, dentro de la Octava de la Navidad, celebra hoy la Iglesia la fiesta de la Sagrada Familia, como ejemplo a seguir.

Vemos en las lecturas que presenta la Iglesia en este Domingo que el ceñidor de todo es el AMOR, si nos falta el amor la familia, la sociedad, todo se desmorona. El lazo que hace de una familia una institución sólida, compacta, atrayente es ese amor y respeto de los esposos entre sí, de los padres para con los hijos y de los hijos para con los padres.

Leí hace tiempo por Internet sobre una familia, dos esposos y un hijo de tres años que vivían con el abuelo paterno, a este parece ser le había dado tiempo atrás un derrame cerebral y aunque se había superado de su enfermedad le quedaban secuelas, como el hecho que cuando comía sopa o líquidos, al no dominar la parte izquierda de su boca, se le caía por la barbilla el líquido. El hijo siempre le regañaba con voces que le acobardaban y hacía sufrir a su pobre padre, un día, estando comiendo con violencia le cogió del brazo, le sacó de la mesa y colocándolo junto a una esquina donde tenía el plato de la comida el perrito de la casa dijo con gran enfado a su padre: “no sirves para nada, eres una vergüenza, como vuelva a caerse la sopa comerás siempre en esta esquina y del plato del perro”.

Días más tarde cuando llega a casa del trabajo encuentra a su hijo “jugando” con una tabla de madera y un enorme cuchillo. Llama a gritos a su esposa y le indica con su violencia habitual lo que está haciendo su hijo, esta con calma se acerca al niño y le pregunta qué hace con ese enorme cuchillo, que es peligroso. El niño le responde: “estoy haciendo un plato como el del perro, para que cuando papá sea viejito pueda comer con el perro”.

En la casa lo que siembras recoges, lo más importante es el ejemplo que das a los hijos, si se crían en desamor posiblemente les costará  tener esa capacidad para amar, si les gritan ellos se acostumbrarán a gritar, si son violentos ellos se criarán violentos.

¿Os habéis preguntado dónde radica tanto mal que hay hoy en los hogares?, todo está en la familia, esta no es solamente la primera escuela, es la principal universidad, si en la casa no aprenden valores arrastrarán esa lacra, esas cadenas por toda su vida.

Jesús, José y Maria, vela y cuida las familias españolas para que tengamos una mejor sociedad que respete los valores, que viva en paz y que trabaje por la justicia y la libertad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada