miércoles, 24 de febrero de 2016

CUARESMA: TIEMPO DE PEREGRINAJE





Somos Iglesia y la Iglesia es Comunidad de fe, pero esta comunidad está siempre peregrinando hacia Dios. Estamos siempre en camino, no estamos quietos, no somos una comunidad de parados. Este peregrinaje nos ayuda a permanecer unidos, el estar siempre en camino nos hace ser solidarios, podemos compartir, el caminante siempre comparte, así vivimos cada momento fuerte de nuestro ciclo litúrgico, lo hacemos vida y esta vida nos vivifica pues nos identifica con el Señor que aguardamos, sabiendo que cuando vuelva al final de los tiempos nuestro peregrinaje terminará.

Esto es así, ha sido así y será así siempre.  La Iglesia ha vivido inmersa en cada etapa de la historia, con sus más y sus menos, pero siempre ha permanecido unida a los hombres en su momento, acompañando en sus angustias y en sus esperanzas, en sus fracasos y en sus triunfos, siempre ha estado cercana, presente, atenta, pues ella misma siempre ha sido y es Comunidad.

Que la Fuerza del Espíritu esté siempre con nosotros para que en medio de nuestros aciertos y también de nuestros fallos seamos capaces de conocer más y más el Evangelio de Jesús y poder transmitirlo con palabras de humildad a las generaciones presentes y estos a las generaciones futuras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada