viernes, 19 de febrero de 2016

SAN ÁLVARO DE CORDOBA.





Dominico, parece ser que nació en Zamora. Entró en nuestra Orden supuestamente en el año 1368. Profesor de Teología en San Pablo de Valladolid y en la Universidad de Salamanca. Pero destacó principalmente por sus grandes dotes como Predicador itinerante.
Viajó y vivió en Tierra Santa, de allí regresó a España con un gran deseo de vivir la observancia de la Regla de Santo Domingo y para ello, con un grupo de frailes con la misma idea funda es Córdoba, en la sierra, el Convento de Santo Domingo de “Scala Coeli”.
Además de impulsar esa reforma espiritual dentro de la Orden, al llegar a la Sierra cordobesa encontró un lugar que le recordó mucho a Tierra Santa, Scala Coeli, y allí hizo el Vía Crucis con cruces de piedra, siendo él quien implantó esta costumbre que tanto fervor ha dado a la Iglesia con la meditación de los pasos de Cristo hacia el Calvario. El vía Crucis.
Murió el día 19 de Febrero de 1420, su cuerpo reposa en Scala Coeli, la foto corresponde al retablo de Santo Domingo, es famoso por su Cristo de Scala Coeli que tiene una preciosa historia. Encontró un día que bajó a la ciudad de Córdoba, en el camino hacia la sierra, a un mendigo todo maltrecho y herido y decidió llevarlo al Convento para darle posada y atención, alarmando con su tardanza a la Comunidad, salieron al camino, al encontrarse les habló del mendigo que portaba tapado con su capa, al mostrar al mendigo a sus frailes lo que cargaba era ese famoso Cristo llamado de San Álvaro.
Oficialmente el Papa Benedicto XIV aprobó su culto en el 1741, es Beato, pero el pueblo devoto y creyente a lo largo de los siglos siempre le ha llamado San Álvaro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada