viernes, 26 de octubre de 2012

DEL HIMNO DE LAUDES DE HOY






Ungir tus píes, que buscan mi camino,
Sentir tus manos en mis ojos ciegos,
Humilde, como Juan, en tu regazo,
Y –Judas sin traición- darte mi beso.
 

Carne soy, y de carne te quiero.
¡Caridad que viniste a mi indigencia,
Qué bien sabes hablar en mi dialecto!
Así, sufriente, corporal, amigo,
¡Cómo te entiendo!
¡Dulce locura de misericordia:
Los dos de carne y hueso!

(Himno de Laudes de este viernes y foto de la Crucifixión en la
Santa Cruz del retablo de Santo Domingo de Granada)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada