sábado, 21 de diciembre de 2013

ESPERANZA

En la foto la imagen preciosa de Nuestra Señora de la Esperanza de Santo Domingo de Granada.

La esperanza es camino y María nos enseña a caminar hacia el Monte Santo que es Cristo. Siempre se ha dicho: ¡A Jesús por María”.  La esperanza es tensión hacia la meta definitiva y María nos abre, glorificada ya en el cielo esa meta definitiva. Allí en el Reino consumado, está nuestro verdadero nombre, el nombre que alcanzaremos un día cuando entremos en el reposo definitivo del Padre; y María es la luz que anticipa esta esperanza para todos los que peregrinan. Ella es “signo de esperanza cierta “, como la llama el Concilio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada