lunes, 5 de enero de 2015

DÍA DE REYES: LA EPIFANÍA DEL SEÑOR




Para llegar a Jesús, para entregarle nuestros regalos, no podemos quedarnos en casa, tranquilos, ociosos. Tenemos como los Magos de Oriente que ponernos en camino y caminar, caminar con la certeza de que ese camino nos ha de llevar hasta Dios, pero nos podemos perder, podemos equivocarnos y coger por otros caminos, por eso necesitamos la seguridad de la ESTRELLA que nos guíe, esa estrella que alumbra en nuestro interior, que nos muestra el camino correcto, que ilumina nuestra vida, la estrella que nos lleva siempre hacia Él, es la estrella de la FE.

¿Qué hacer cuando lleguemos al Portal? Ofrecerle nuestros “DONES”, que no son oro, incienso y mirra, son los “valores” internos de cada uno, es el ofrecimiento sincero de nuestro corazón, ese ofrecimiento se realiza principalmente en el compartir de cada día, a Dios le damos lo que le damos al hermano, incluso un baso de agua que des a un pobre de Dios no quedará sin recompensa.

¡Feliz día de Reyes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada