viernes, 24 de abril de 2015

Comulgar con dignidad:







Creo que desgraciadamente hablamos mucho de cosas que no son transcendentales y sin embargo, de cosas de suma importancia, como es las maneras y formas de comulgar y de dar la comunión en las celebraciones de la Eucaristía hablamos demasiado poco.

Es urgente que los fieles pongan todos sus sentidos a la hora de ir a recibir al Señor en la Santa Comunión, que lo hagan con dignidad, con respeto, con veneración, no reciben cualquier cosa, es el Señor, es Cristo vivo, su fuerza, su gracia, su divinidad; no, no se le puede recibir de cualquier manera.

Y si es en la mano ya que te puedo decir, muchas veces da pena, si, lástima y hasta vergüenza ajena  ver como cogen al Señor y literalmente marchan con él para recibirlo de camino a su sitio en el templo. Que falta de respeto, que poca consideración, cuanta ignorancia, pero también cuanta ofensa al Señor Sacramentado que viene para vivificar nuestras vidas y parece que no sabemos ni lo que hacemos ni lo que recibimos.

Pero hay más, también se nota en muchos Ministros que dan la comunión una grave falta de fervor, de espiritualidad, de respeto; lo hacen como si de repartir caramelos se tratara, falta dignidad, falta solemnidad, amor al Señor. No hay que tener tanta prisa, al anunciarlo: “El Cuerpo de Cristo” hay que mostrar al Señor, hay que esperar para que el que lo va a recibir pueda decir "AMÉN" hay que depositarlo en la boca o en la mano, en este caso colocando la mano correctamente, la mano izquierda encima de la derecha, para luego con la mano derecha llevar la Sagrada Comunión a la boca y ha de ser comulgado frente al sacerdote. Algunos incluso te lo quitan de la mano cuando lo estás mostrando, otros ponen sus dos manos juntas dificultando así la manera de comulgar y de evitar que caigan al suelo partículas.

Pongamos todos mucho más de nuestra parte para poder vivir los Sacramentos de nuestra fe con amor y con conciencia. Es Cristo que viene a nosotros y somos nosotros quienes hemos de recibirle con el cariño y la dignidad que se merece.

Comunión en la boca

Comunión en la mano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada