sábado, 5 de marzo de 2016

XXXIV PREGÓN DE LA JUVENTUD -2016-



Por el joven Alfonso Campos García.

Qué decir del Pregón de este año, maravilloso, emocionante, en todos los aspectos. No solamente hablaba Alfonso, hablaban sus gestos, hablaban sus manos, pero sobre todo hablaba su corazón y dijo muchas cosas, sí, pero todas ellas muy interesante. Que pena que no estuvieran presentes todos los jóvenes cofrades de Granada y todos los Hermanos Mayores de nuestra Granada cofrade, que alguna idea provechosa seguro que sacarían de tu pregón para sus respectivas hermandades.

Yo me quedo con lo que considero más importante. Que las Hermandades son un semillero de buenos cristianos, sí, por más que muchos critiquen a los jóvenes de nuestro tiempo. Son inteligentes,  vienen detrás “arreando” y haciendo que muchos que ya están instalados en sus “comodidades” espabilen y trabajen para que la juventud no se malogre por falta de confianza en ellos y para que todos juntos, en estos tiempos confusos, nos unamos con amor y esperanza para hacer Iglesia, ella, la Iglesia, será lo que nosotros queramos que sea. Gracias a Dios que contamos con jóvenes como Alfonso, que saben lo que quieren, quieren lo que hacen y hacen con ilusión lo que deben, es decir, prestar su voz, sus manos, sus píes y su corazón a un Señor Jesús que quiere llegar a todos los rincones y que ellos saben hacerle presente.


Felicidades Alfonso, has estado maravilloso. Gracias a ti, a Nacho, a Pablo pregonero del año pasado y que te presentó y a todos los Hermanos del Señor de la Humildad, Nuestra Señora de la Soledad y Dulce Nombre de Jesús, y a todos los Cofrades de distintas Hermandades que te arroparon, y por supuesto, a la Banda del Dulce Nombre de Jesús, que al terminar el acto nos amenizó con sus sones, demostrando como vienen demostrando en los últimos años que van creciendo, creciendo en dominio, sabiduría y acierto, que también son maravillosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada