miércoles, 22 de febrero de 2012

EXPERIENCIA DE ESTA TARDE DE CENIZA:


Hoy es un día importante para los creyentes, el Señor nos anima a mirar un poco más al Evangelio para ser mejores. Mejores creyentes, mejores personas, mejores seres humanos, mejores en todo, pero para lograrlo tenemos que pasar por la conversión, convertíos y creed en el Evangelio, así de fácil y así de difícil, pero si no hay una auténtica conversión el mundo no creerá en nosotros, si no aprovechamos este tiempo fuerte de la Cuaresma para llenarnos de Dios, ¿Qué daremos a los demás?, ¿Qué aportaremos a las generaciones jóvenes que nos miran incrédulos?, ¿Qué diferencia se puede apreciar entre los que creemos de los que no creen?. Si no aportamos algo novedoso, algo sincero, algo radical no nos creerán.
Ya lo decía Santo Domingo de Guzmán: “hay que contemplar para dar el fruto de lo contemplado”. Hay que sembrar para recoger, hay que tener para dar.
También hoy es un día importante para mí, me he sentido útil, animado, renovado al imponer la ceniza a tantísma gente. Ciertamente impresiona nuestro templo de Santo Domingo tan repleto en las dos misas, la de las 19 horas  y la de las 20 hs. Y me sentí útil pues al marcar la cruz en la frente de los que participaron en las misas con la ceniza empapada con el agua bendita sentía que estaba firmando algo, un compromiso, un inicio, algo que empieza y no termina aquí y ahora, como cuando hacemos la cruz en la frente al iniciar el sacramento del Bautismo a los niños, firmamos un compromiso, invisible, sí, pero compromiso de los cinco, sacerdote padres y padrinos, compromiso de responsabilidad, de educar en la fe, de no fallar a esa criaturita. Pues así me parecía esta noche.
Sí, muy bien por nuestra feligresía, y en la misa de las 8 muy bien por las Hermandades, Principalmente la Congregación de MENA y también la Hermandad de Dolores del Puente, por su gran número de Hermanos. Y muy bien por nuestro Coro de Santo Domingo, que participó cantando en las dos misas seguidas. Gracias por vuestra generosidad. Y gracias a ti Paco que estás en todo como buen colaborador de la Parroquia, y gracias por ponerme a mí la ceniza en este inicio de la Cuaresma, inicio de una cuaresma que será la última entre vosotros de este párroco dominico que después de Mayo abandonará esta hermosa ciudad para ir a no se donde. Ciertamente que esta incertidumbre desanima y cansa y ciega la posibilidad de ver un futuro inmediato tranquilo. Que esta distracción no impida el poder centrarme en vivir la Cuaresma y la Semana Santa para poder yo también sentirme Resucitado en la Gran Vigilia Pascual. MIENTRAS LLEGA ESTE DÍA que vivamos la conversión con intensidad para que la CUARESMA DEL 2012 sea la más importante, pues es la que el Señor nos invita a vivir ahora.
Pensemos que la Cuaresma es un simple cruce de caminos, pero que si nos equivocamos podemos perder el viaje. No perdamos las oportunidades que el Señor nos da, o como decía la lectura no echemos en saco roto toda la gracia que Dios nos regala en este tiempo tan rico y de tan grande significado como es el tiempo de Cuaresma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada