lunes, 29 de junio de 2015

SOLEMNIDAD DE SAN PEDRO Y DE SAN PABLO:






Como cada año, este día 29 de junio, celebramos la solemnidad de los Apóstoles San Pedro y San Pablo.

 Pedro ejemplo por su sencillez, su humanidad, el hecho de negar al Señor y al escuchar cantar al gallo llorar amargamente nos muestra su arrepentimiento, su conciencia de fallo, su estado de fracaso, pero que luego, una vez que recibió la fuerza del Espíritu Santo ya supo cual era su lugar y afrontó toda su misión con valentía y entereza hasta dar la vida por Cristo, ejemplo de hombre, ejemplo de Apóstol, ejemplo de santidad.

Pablo, el perseguidor de Cristo que pasó a ser el perseguido por Cristo pasó más que nadie calamidades por cumplir la tarea de EVANGELIZAR y mantener en la fe a las Comunidades por él evangelizadas, hombre veraz, valiente, inteligente, constante, trabajador, que caminó con entereza predicando hasta dar su vida por Cristo en Roma, como San Pedro.

Recordamos a estos grandes testigos de Jesucristo y, a la vez, hacemos una solemne confesión de fe en la Iglesia una, santa, católica y apostólica. Ante todo es una fiesta de la catolicidad. Pero también es la fiesta del Papa Francisco, sucesor de Pedro, Tú Francisco eres Pedro. A ti te debemos respeto, obediencia y admiración, pues así como el Papa Benedicto XVI ha sido el Papa de la Fe, San Juan Pablo II el Papa de la Esperanza, tú eres el Papa de la Caridad.

Santos Pedro y Pablo, rogad por la Iglesia, por la unidad de la Iglesia, por la santidad en la Iglesia, por la humildad en la Iglesia, por la obediencia de la Iglesia al sucesor de San Pedro. Como siempre ha sido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada