domingo, 12 de agosto de 2012

LA ULTIMA SEMANA EN EL NORTE:



Es la ultima semana de lo que podría llamar mis vacaciones, dado que el motivo de estar tanto tiempo por aquí ha sido la convalecencia ocasionada por el infarto. Ha sido una pena que en este tiempo perdiera tantos y buenos proyectos relacionados principalmente a mis bodas de plata de la Ordenación de Presbítero, entre ellos quedó sin celebrarse el mismo 25 aniversario, el viaje a Puerto Rico o el viaje que pensaba hacer a Italia. Pero siempre se ha dicho eso de que : “el hombre propone y Dios dispone”


Pero una cosa es cierta, quedarse en Ormas tiene muchas ventajas que muchos desconocen o no entenderían, es gozar de la hermana y siempre querida Naturaleza que diría en Seráfico S. Francisco de Asís, es gozar del silencio total, de la ausencia de contaminación, es como tener aire acondicionado siempre en la casa, es estar a 34grados fuera y entrar al cuarto y estar a unos 14 o 15 grados, es en definitiva una maravilla. Siempre lo digo y lo repito, para dormir, el pueblo.



Este domingo hemos ido a misa a la ermita del Abra, sorprendente, estaba llena de gente, principalmente de los pueblos del centro y alto Campoo. Ahora entiendo el por qué D. Carlos, el Párroco ha puesto a las 12:30 esta misa, es bonito ver la amplia iglesia llena, como un día de las Nieves.
Tiene como negativo que no vienen muchos días buenos seguidos, pero eso es algo a lo que estamos acostumbrados, y yo que he vivido 22 años en Puerto Rico y posteriormente 13 años en la bendita tierra andaluza, en Jerez de la Frontera dos años, en Granada seis, en Málaga cinco y ahora destinado nuevamente a Granada, a lo que el destino depare.
Bueno, dejo de escribir para ir a regar las lechugas que plante ayer en el huerto, es una experiencia maravillosa esto de la agricultura, es como contemplar un milagro, plantas algo tan pequeño y delicado y en pocos días ves como da el estirón y comienza a crecer. Es como la misma vida, estamos bien ligados a la madre tierra, y pasear por estos parajes es toda una dicha.
Que triste tanta gente que viajan a ver países lejanos y desconocen lo que tienen al alcance de la mano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada