lunes, 20 de agosto de 2012

MURIÓ DON CAYETANO



Velatorio en el Ayuntamiento

Es cierto que ya estoy en Granada, y que la Parroquia de Santo Domingo de Málaga, entregada ya al Sr. Obispo por parte de los Dominicos es tiempo pasado, pero lo que no pasa, lo que no puede pasar es la memoria de lo que han sido estos cinco años vividos allí. Por este motivo todo aquello que acontece bueno y malo respecto a Santo Domingo y al Perchel tiene parte importante en mi vida, por algo sigo siendo el "duende" del Perchel, algo tendré que decir a favor o en contra de algunos acontecimientos.
Uno de ellos es el estado en que me encontré los alrededores del templo en el último día de fiesta en Málaga, realmente  daba pena ver todo ese “tinglao” que ha montado el Ayuntamiento y que ha perjudicado la vida cotidiana de nuestra amada feligresía, que era triste el domingo a las 11 como llegaban y marchaban sin que se celebrara la Eucaristía en nuestra querida Parroquia; es en esos casos cuando yo sacaba el hacha de guerra y peleaba, pero esa ya no es mi guerra.
Lo que si es asunto mío y puedo opinar es sobre la lamentable noticia de la muerte de Don Cayetano Gómez Ravassa, ya que fue Hermano Mayor de MENA cuando yo comencé de Párroco, y fue, pese a su trayectoria de vida, humilde y muy cercano, comprensivo y acogedor, colaborador con la Parroquia de Santo Domingo y con este servidor y sobre todo un buen cristiano, un buen feligrés de nuestro templo y un gran amante del Cristo de la Buena Muerte quien seguramente lo acogió en ese fraterno abrazo que Él nos tiene reservado a todos los que creemos y seguimos sus pasos.
Me alegra saber que cumpliendo sus deseos y los de su familia, sus restos mortales fueron trasladados desde el Ayuntamiento a la iglesia de Santo Domingo, donde, a las 21.30 horas, se celebraría una misa. Después sería velado en la capilla del Cristo de la Buena Muerte y la Virgen de la Soledad.
Desde estas líneas quiero dar mi pésame a su familia a la que aprecio y me siento cercano a su dolor y su tristeza por esta pérdida y a la Congregación de MENA que ha perdido a un hijo Ilustre.
Un abrazo fraterno para todos.
Fr. Francisco E. García, O.P.


Capilla del Cristo de la Buena Muerte de Santo Domingo de Málaga

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada