miércoles, 22 de agosto de 2012

Los primeros días en Granada



Si algo marca y fuerte estos primeros días en Granada es el inmenso calor que día y noche nos acompaña, además acentuado por las obras que obligan a tener todo cerrado por el polvo. Pero a parte de esto, es agradable los primeros contactos con la feligresía en la misa de las 8 que es la que por ahora estoy celebrando.
Tengo aún el molesto estado en mi cuarto ocasionado por el desorden reinante, en lo que todo quede en su lugar, que parece va a ir para largo, pues es tarea para hacer poco a poco.
Un cordial saludo para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada