jueves, 31 de octubre de 2013

DÍA DE LOS DIFUNTOS



 

CONMEMORACIÓN DE LOS FIELES DIFUNTOS. 2 DE NOVIEMBRE

La Iglesia ha querido instituir un día que se dedique especialmente a orar por aquellas almas que han dejado la tierra y aún no llegan al cielo. 

Los vivos podemos ofrecer obras de penitencia, oraciones, limosnas e indulgencias para que los difuntos alcancen la salvación. 

La Iglesia ha establecido que si nos confesamos, comulgamos y rezamos el Credo entre el 1 y el 8 de noviembre, podemos abreviar el estado de purificación en el purgatorio. 

ORACIÓN AL PADRE
Padre y Señor de mis contadas horas,
dueño total de mi destino cierto,
camino que me lleva hasta lo incierto
de un final que, fijado, no demoras.
En mi soledad estás, en ella moras.
Con mi sed de Ti tengo el pecho abierto
y nada de este mundo me ha cubierto
estas hambres de Ti tan a deshoras.
Tanto el alma de Ti tengo ya llena,
tanto el cuerpo sin Ti se me gangrena
que en Ti encuentro el bálsamo y la herida.
La espera de tu abrazo me sostiene
y sólo en este mundo me mantiene
saber que tras la Muerte tendré Vida.

Que las almas de los difuntos, por la misericordia de Dios, descansen en paz. Así sea. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada