domingo, 6 de mayo de 2012

50 ANIVERSARIO DE LA CANONIZACIÓN DE SAN MARTÍN DE PORRES



DIOS SEA BENDITO.
 En el recuerdo de un hombre sencillo que llegó a ser un gran SANTO de la Iglesia, un mulatito que no se derrumbó por los insultos y desprecios, por el mal amar de muchos, por los insensatos y los necios, sino que quiso ver a Cristo en ellos y en todos y hacer de su vida ese TODO PARA DIOS.
Un recuerdo al Papa Bueno, que hace 50 años lo elevó a los altares por su vida sencilla, quizás porque él de vida sencilla si entendía mucho, y de santidad también. Dios quiera que el Beato Juan XXIII pronto sea canonizado.
Un recuerdo a tantos Hermanos de la Orden que lucharon con ilusión para ver este día, el de la Canonización, y lo vieron, y se sintieron felices.
Un saludo a los Frailes Dominicos del Perú, herederos de una vida santa que está ahí, para darnos signos positivos en nuestro tiempo y en nuestro mundo, signos en señal de amor, el idioma universal y el idioma de los santos, el amor, algo tan común y tan mal comprendido e interpretado. El amor para que sea de verdad AMOR ha de ser al estilo del Amor de Dios, el Amor de Jesús, el amor de la Madre del cielo, así, como el amor de una madre, que se da sin esperar recompensa alguna, la recompensa es el simple hecho de amar.
SAN MARTIN DE PORRES, amigo y hermano, modelo de virtudes, sigue intercediendo por nosotros, los que desde la fe y la esperanza confiamos en tí.
Sí, Dios sea Bendito, pues es capaz de hacer que el ser humasno llegue a tan alta santidad

Papa pide a san Martin de Porres que interceda por la santidad de la Iglesia

06-05-2012 / 13:10 h EFE
Benedicto XVI recordó hoy durante el rezo del Regina Coeli el 50 aniversario de la canonización de san Martín de Porres y pidió al fraile dominico peruano "que haga florecer la santidad en la Iglesia".
"Hoy recordamos el 50 aniversario de la canonización de san Martín de Porres, al que pedimos que interceda por los trabajos de la nueva evangelización, que haga florecer la santidad en la Iglesia. Invoquemos a la Virgen María para que nos acompañe en este camino", dijo el papa ante varios miles de fieles reunidos en la plaza de San Pedro para el rezo del mediodía en el tiempo de Pascua.
El Obispo de Roma señaló también que el Evangelio de este quinto domingo de Pascua se abre con la imagen de la viña del Señor y los sarmientos, que, dijo, simbolizan como la unión con Cristo es la fuente de vida y la que lleva a dar muchos frutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada