viernes, 16 de mayo de 2014

BEATO GIL DE SANTAREM




Hoy, en nuestra Orden, celebramos la fiesta del Beato Gil de Santarem, portugués, nacido hacia el 1190. hijo de padres nobles, entra en la Orden de los Predicadores siendo ya profesor de medicina en Parías, junto al venerable Maestro de la Orden Fr. Humberto de Romans. Se sabe que tuvo una gran familiaridad con el Beato Jordán de Sajonia siendo ya Maestro de la Orden.

Llevó una vida ejemplar, con lo que atrajo a muchos, especialmente a los más descarriados al camino de la salvación. Fue Prior Provincial de la Provincia de España dos veces, entre los años 1233-1248. Murió en el Convento de Santarem el 14 de mayo, día de la Ascensión, de 1265. Su culto muy popular y extendido desde el primer momento fue confirmado por el Papa Benedicto XIV el 9 de mayo de 1748.

La fiesta de este gran dominico me trae a la memoria un hecho acaecido en mi juventud. cuando yo contaba con unos 22 o 23 años, en unas vacaciones de verano salí de Santander con destino a Salamanca a dedo, como decíamos antes, pero pasando por Fátima. El viaje fue algo maravilloso, y una experiencia propia de narrar, pero me quedo con la experiencia de Santarem que fue espantosa, me había cogido un joven que tenía un coche que se caía a trozos, antes de llegar a Santarem había que bajar una gran cuesta, y para ahorrar gasolina apagaba el motor, para colmo el coche era inglés y en los adelantamientos yo rezaba, pues el alocado de conductor, como no veía bien por tener el volante al otro lado yo sufría las consecuencias. Tenía que gritarle ¡que viene un camión! no adelantes.


Recuerdo la cantidad de padre nuestros que le recé al Beato Gil para que llegara vivo a su ciudad, esperando encontrar allí otro conductor con más fortuna que el desdichado que tanto me hizo padecer, al final el viaje fue un gran éxito, esa fue mi primera vez que visité Fátima y mi enamoramiento con dicho lugar que posteriormente, estando ya en Puerto Rico, conduciendo yo visité unas 8 veces más sobre todo cuando venía acompañado de algún fraile o amigo puertorriqueño, así les enseñaba la zona Norte de España, particularmente Galicia y entrando de Portugal a Ciudad Rodrigo visitaban la preciosa ciudad de Salamanca.

Ciudad de SANTAREM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada