sábado, 2 de marzo de 2013

AVANZA LA CUARESMA

El Evangelio de este sábado. El Hijo Pródigo:
Avanza la Cuaresma. La Cuaresma es camino, es el camino del creyente hacia el Padre. Al caminar nuestro camino no siempre lo hemos hecho correctamente. Quizás nos hemos encontrado con personas, sí, personas, seres humanos, no gente, personas, hermanos, que les costaba caminar, y nosotros con actitud egoísta hemos pasado de largo, sin detenernos, sin mirar a quien necesitaba algo de nosotros, al hermano.
Otras veces, y esto es más triste, para llegar a nuestra meta, hemos corrido, y también empujado, y hasta hemos tirado al hermano. Queríamos llegar, teníamos que llegar, pero no así.
En definitiva, al caminar nuestro camino nos hemos manchado de barro, y así, sucios, no podemos ponernos a la mesa del Señor.
Pero tranquilos, el Señor se ceñirá y nos lavará los píes cansados del camino. Nos lavará el Señor? ¿Es así eso?. No.
El ya lo hizo. Lo hizo para dar ejemplo, para que ahora seamos nosotros los que lo hagamos. Lavar los píes, curar sus heridas, ver el rostro del enfermo, del que sufre, del que pierde las fuerzas y hasta la ilusión por el camino, o peor aún, del que pierde la esperanza de llegar a la Cena. Al Banquete. Es el Evangelio de hoy, el hijo “bueno” que ante la gran y verdadera bondad del Padre hacia el hijo “majo” el “pródigo” pierde la ilusión y no entra a la fiesta. Así es la realidad de la vida, muchas veces los malos son los buenos y los buenos malos si el egoísmo nos cierra la razón y en vez de amar excluimos a otros del Reino.
Que en esta Cuaresma estemos cerca del hermano para poder estar cerca del Señor.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada