viernes, 8 de marzo de 2013

SAN JUAN DE DIOS

Lienzo que representa a San Juan de Dios salvando a los enfermos de un incendio del hospital.



HOY CELEBRAMOS LA SOLEMNIDAD DE SAN JUAN DE DIOS:

Después de una vida ajetreada entre milicias y muchos trabajos de caridades y de vida muy ajetreada llega definitivamente  a Granada, en 1538, y abre una pequeña  librería en la Puerta Elvira. Sería en esta librería donde comienza su contacto con los libros de tipo religioso.
El día 20 de Enero del mientras escuchaba un sermón predicado por San Juan de Ávila en la Ermita de los Mártires, tiene lugar su conversión. Las palabras de Juan de Ávila producen en él una conmoción tal, es encerrado en el Hospital Real. Allí trata con los enfermos y mendigos y va ordenando sus ideas y su espíritu mediante la reflexión profunda. Juan de Ávila dirige su joven e impaciente espíritu y lo manda peregrinar al santuario de la Virgen de Guadalupe en Extremadura. Allí madura su propósito y a los pies de la Virgen promete entregarse a los pobres, enfermos y a todos los desfavorecidos del mundo. Juan vuelve a la ciudad de Granada en otoño de ese mismo año, lleno de entusiasmo y humanidad. Funda Hospitales, se entrega de lleno a la caridad y camina su vida por la línea más pobre y entregada del Evangelio de Cristo. Se llenó de deudas hasta el extremo de no atreverse a salir a la calle por miedo a sus acreedores con tal de dar asistencia a todos los menesterosos de la ciudad y peregrinos de paso por ella.
El 8 de marzo de 1550, a los 55 años, moría Juan de Dios en Granada, víctima de una pulmonía a consecuencia de haberse tirado al Genil para salvar a un joven que, aprovechando la crecida del río, había ido para hacer leña pero se cayó en medio de la corriente y estaba en trance de ahogarse. Lógico final para una vida totalmente entregada a los demás.
Fue beatificado por el papa Urbano VIII el 1 de septiembre de 1630 y canonizado por el papa Alejandro VIII, el 16 de octubre de 1690. Fue nombrado santo patrón de los hospitales y de los enfermos.
Dos lienzos, uno de San Juan de Dios asistido por un ángel de Murillo y otro que representa a San Juan de Dios salvando a los enfermos del incendio de un Hospital.
Que ese espíritu de amor, caridad viva no se apague en aquellos que creemos en Jesucristo el Señor de nuestras vidas, y que Granada que le recibió como hijo de su ciudad mantenga su recuerdo y por él su amor hacia los menesterosos de nuestros días. (Datos y fechas tomadas de Wikipendia.



San Juan de Dios, de Murillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada